Ceuta se tiñe de verde por el Día Mundial del Farmacéutico

Compartir

Las Murallas Reales lucirán de verde para reconocer la  labor de los farmacéuticos en la pandemia, profesionales  que demandan un papel más activo en el Sistema Nacional  de Salud. 

Ceuta iluminará el 24 y 25 de septiembre las Murallas Reales con motivo del Día  Mundial del Farmacéutico, para reconocer así la labor que desarrollan los  farmacéuticos ceutíes, en especial durante esta pandemia, y solicitar una papel más  activo en el Sistema Nacional de Salud. “La farmacia ha sido y está siendo un pilar  importante en la crisis actual, pero pensamos que podamos dar todavía más. Es por  eso que nos hemos ofrecido a las distintas autoridades para poder ayudar en cuantas cosas sean necesarias, tanto estrategias de salud pública como ser un sensor  epidemiológico importante”, afirma Mario de Miguel, presidente del Colegio Oficial de  Farmacéuticos de Ceuta.  

Esta conmemoración, promovida por la Federación Internacional Farmacéutica (FIP),  se celebra con el lema de “Transformando la salud global”, para destacar el papel  fundamental que los farmacéuticos ejercen en la mejora de la salud desde todos los  ámbitos profesionales y en todas las comunidades. Un protagonismo creciente en  países de todo el mundo que cuentan con los farmacéuticos para reforzar la capacidad  asistencial de sus sistemas sanitarios. En esta línea, el Colegio de Farmacéuticos de  Ceuta manifiesta su idea de seguir colaborando con las administraciones y el resto de  profesionales sanitarios para ofrecer soluciones a la crisis que estamos atravesando,  igual que ha hecho durante las distintas fases de la pandemia. 

Coincidiendo con la semana del Día Mundial del Farmacéutico, y ante la preocupante  situación sanitaria que se está agravando día a día con gran repercusión para la Salud  Pública, el Consejo General de Colegios Farmacéuticos ha hecho público un manifiesto  en el que solicita una serie de medidas encaminadas a aprovechar los recursos de la  profesión para combatir la Covid-19. “Hay que aprovechar el potencial que tiene la  farmacia. En esta situación crítica es esencial la colaboración de las farmacias en el  cribado, prevención y detección precoz de COVID-19, en labores de rastreo,  implicándolas en la disponibilidad y realización de test rápidos así como en la  aplicación de la vacunación”, ha señalado el presidente del Colegio de Farmacéuticos.  El marco legal vigente respalda las competencias de los farmacéuticos en Salud  Pública, cuyas propuestas se alinean con las conclusiones de la Comisión de  Reconstrucción del Congreso. 

Más allá de la farmacia comunitaria, la profesión farmacéutica ha desarrollado una  labor esencial en todas sus modalidades de ejercicio desde el primer día la pandemia.  

En Ceuta hay actualmente 91 farmacéuticos colegiados, los cuales se distribuyen entre  las 24 oficinas de farmacia existentes en la ciudad, así como otros ámbitos 

profesionales como alimentación, dermofarmacia, Ortopedia, farmacia hospitalaria,  análisis clínicos, industria y distribución farmacéutica, óptica y acústica, Administración  y Salud Pública o docencia e investigación. “No podemos olvidar la fantástica labor que  están haciendo nuestros compañeros de hospital o los de análisis clínico, que están en  primera línea de batalla frente a la Covid-19, etc. En el desarrollo profesional de la  farmacia entran muchísimos aspectos y eso es lo que también se quiere poner de  manifiesto este día”, asegura Mario de Miguel. 

La noche del 25 de septiembre se iluminarán decenas de edificios dando continuidad a  la cruz verde de las farmacias que no se ha apagado en toda la pandemia y ha  permanecido de guardia para atender a todos los ciudadanos.