Farmacia Asistencial y Salud Ocular

Compartir

El farmacéutico comunitario, en su labor asistencial habitual, resuelve numerosas consultas sobre  patologías oculares e informa a los pacientes sobres la utilización de medicamentos por vía  oftálmica. 

Cada segundo jueves del mes de octubre se celebra el Día Mundial de la Visión con el objetivo de  sensibilizar sobre la discapacidad visual e informar de las opciones para mantener una adecuada  salud ocular. El farmacéutico comunitario, en su labor asistencial habitual, atiende numerosas  consultas de los pacientes sobre patologías oculares. Entre las más frecuentes cabe destacar: 

  • Conjuntivitis: es una inflamación de la conjuntiva producida por una infección (bacterias, virus,  hongos, clamidias, etc.), alérgenos (pólenes, fármacos, etc.), irritantes físicos y/o químicos. Es una  inflamación ocular muy común, de carácter benigno, generalmente bilateral, sin dolor, que se  manifiesta con incomodidad, y no existe afectación pupilar ni disminución de la visión. Cursa con inyección conjuntival, secreción moderada o abundante, ausencia de dolor, prurito ocular,  sensación de cuerpo extraño y leve fotofobia. Supone entre el 30 y el 90% de los procesos oculares  y, generalmente, se trata de procesos autolimitados. 
  • Blefaritis: es una inflamación que se produce en el borde de los párpados con localización global o  parcial. Suele manifestarse con hiperemia, engrosamiento, inflamación de la conjuntiva y  formación de escamas o costras (blefaritis seborreica) o de úlceras superficiales (blefaritis  ulcerativa). También hay pérdida e inversión de la posición habitual de las pestañas, que se dirigen  hacia la córnea. 
  • Orzuelo: es una infección aguda localizada en el párpado o en el borde palpebral. Suele  presentarse con una sintomatología caracterizada por edema, calor, rojez y molestias oculares.  Aparece un absceso que se reabsorbe o drena hacia el exterior espontáneamente. 
  • Glaucoma: se produce por un aumento de la presión intraocular producida por la evacuación  anormal del humor acuoso que tiene como consecuencia lesiones en las fibras ópticas y que  provoca pérdida de la agudeza visual y, en algunas ocasiones, ceguera. 
  • Presbicia: es una palabra derivada del griego que significa “ojo viejo”, y denomina a la pérdida  progresiva del poder de enfoque del cristalino, relacionada con la edad y que ocasiona dificultad  para ver los objetos cercanos. Es, por tanto, una condición fisiológica, y no patológica, y la edad de  aparición más frecuentes es entre los 40 y los 50 años de edad. Se caracteriza por fatiga ocular,  dolores de cabeza, dificultad para ver de cerca al leer, escribir o coser, necesidad de mayor  iluminación para ver nítidamente, necesidad de quitarse las gafas para poder ver de cerca o  dificultad para enfocar de un objeto a otro. 
  • Ojo rojo: puede deberse a un amplio grupo de enfermedades referidas al polo anterior del ojo,  como pueden ser una conjuntivitis, una queratitis, una uveítis, una hemorragia conjuntival o  incluso un glaucoma agudo. En cualquier caso será necesario descartar problemas graves que  requieran la revisión urgente del especialista.

Por otra parte, el farmacéutico interviene en la dispensación y el seguimiento farmacoterapéutico  de los tratamientos oftálmicos prescritos. Asimismo, informa a los pacientes sobre la  administración de los medicamentos por vía ocular: 

Además, es importante saber que el ojo seco es la patología más frecuente que afecta a la  superficie ocular, y la Enfermedad de Ojo Seco es la razón principal por la que consultan los  pacientes con los profesionales de la visión. Afecta al 15-30% de la población, porcentaje que va  en aumento debido al estilo de vida actual, con muchas horas de dedicación a tareas que  requieren esfuerzo visual mantenido, como leer o trabajar frente al ordenador. 

Existen diferentes tipos de ojo seco, que es importante determinar correctamente mediante un  examen oftalmológico de la superficie ocular y pruebas diagnósticas complementarias; y sus  consecuencias abarcan desde una irritación ocular leve constante a una inflamación significativa, e  incluso la aparición de cicatrices en la superficie del ojo. 

El Consejo General de Colegios de Farmacéuticos, a través de su Vocalía Nacional de Óptica  Oftálmica y Acústica Audiométrica, ha puesto en marcha la acción “Sequedad Ocular desde la  Farmacia Asistencial”, que cuenta con la colaboración de Laboratorios Théa. 

Con el objetivo de formar al farmacéutico para que conozca las principales causas de la sequedad  ocular, medidas de prevención de la misma y medicamentos y productos de parafarmacia  disponibles en la farmacia comunitaria para el alivio de este síntoma.